domingo, 26 de julio de 2015

Sorpresa: un domingo sin suicidio.

No sé si hay que salvarse, pero sé que no lo estamos haciendo. No al menos cuando cerramos los ojos y dejamos pasar el cadáver frente a nosotros. Me pasa que salvarse me suena a "conciencia", y "conciencia" me suena a deber, a prólogo, al prólogo de la vida. Somos conscientes de esssto? De esssto; con la repetición necesaria de la letra s. 
No sé de que se trata esta nota, solo quería plasmar mi vida en las últimas veinticuatro horas, o volver a contar lo que pienso de la vida a través de pensamientos, pero no, no sé. 
Nos estamos salvando o matándonos en cada palabra? en cada interpretación de las cosas? de los que nos sucede a nosotros? Nuestra salvación no estará ligada a nuestra leyenda personal? Y digo leyenda, "leyenda": porque nadie más la vive que uno, la vivís vos, el otro ni siquiera la mira desde afuera, él otro es un mero lector de tu vida, y si sos buen escritor capáz que tenés éxito. 
Capáz que la moral se funde mucho en esto, en que hacés, que hiciste, y que vas a hacer con lo que te pasa, que, a fín de cuentas, es lo que viene valiendo. Dijo una vez un profesor que a la mierda las palabras, acá lo que valen son los hechos, y sí, el idiota tenía razón, si te gusta el negro no te voy a creer si te pusiste ese vestido blanco. (Ese vestido blanco, el que todos conocemos, ese que transmite una pureza tan pedorra de las mujer.(Desambiguación))
La moral te la impusieron o sos vos frente a las situaciones? Voy a optar por la primera para pensar que somos una manga de infelices, y la segunda para saber que somos incontables (por suerte), y que si vos me aburrís o me decepcionás o me desagradás, capáz que si doblo la esquina y tengo suerte me choco con ese que yo comprendo y entiendo (y busco) y fraternizo. 
Siento que es una especie de unidad de medida, en la que dependiendo de como enfrentes "La Cosa" (úsese para definir situaciones, pensamientos, la bidah o pelotudeces como que queso elegir comprar) te salvás o caés al vacío. Y sabés que es lo triste? Qué la unidad de medida no es cósmica o libre de toda imposición del ser, no, la gritaste vos, la armaste vos, la armó el otro, y el que vino antes de vos, y el que va a venir después de tu existencia. 
Sabés que pienso que hay que ser auténtico. Mentile a tu madre, a tu mejor amigo, a tu hijo, pero no te mientas a vos mismo. Salvate cuando los demás pienses que te estás yendo al fondo, si vos sentís que no te caés, que estás ahí, equilibrio puro porque sos ese incontable y siempre es bueno saber que salvarse es encontrarse. 

No sé, vos leeme, si tiene coherencia o la pierde, recordá que estoy con un disco de los Red Hot de cortina musical y me pierdo escuchando Otherside. 

miércoles, 22 de julio de 2015

Ahí está.

El futuro llegó hace rato y no pensé en sentirme así. O capáz que sí. ¿Sabía que sentirme así era la gracia de no saber lo que iba a vivir? El futuro llegó hace rato.
A veces pasa eso, pensás que todo es bajo control, todo es fácil de conllevar, y la vida con un chasquido te da vuelta, te pega, te choca, y quedás ahí, estaqueado, muerto en vida, viendo la sangre, y vos que pensabas que estaba todo bajo control. No hablo de la vida, de sus jodas y sus desmanes, hablo de como nos llega la vida como seres que pueden sentir y que no pueden dejar el corazón quieto sin que estalle cuando el futuro llega y vos no pensaste en sentirte así.
"Lo importante nutre", y qué peligro ese importante. Me da miedo cuando me arrebata la serenidad y mi alma se convierte en una bomba atómica que ya estalló y nos cambió, y el futuro ya se fue, y nos dejó ahí, bombeando sangre, sentimientos, emociones, traiciones en la sangre de vidas vividas.

<->

Ebrios somos más miserables de lo normal. La miserabilidad que padecemos se muere de pena cuando nos observa tirados y muertos de dolor. 
Se nos consumen las entrañas por un poco de vino y nos creemos fuertes y felices en el mundo de la desolación.