viernes, 24 de febrero de 2017

Otro niño parado sobre la tierra

Al niño estrella lo vas a encontrar siempre en alguna esquina de la vida invitandote a jugar, a soñar con él. A soñar con él un ser humano sabio, parado sobre el pasto verde, solo, intentando verse, encontrarse... el plan de todos los hombres antes de ser, de sentir.
Inconscientemente plantado en nuestros cerebros, está la raíz de un pensamiento; el ideal. La plantación de deseos en una persona, el color de ojos que anhelo me miren, tu cabello que deseo se filtre entre mis dedos, los deseos de correr y también de volar. El anhelo de estar, en el minuto exácto de la verdad.

A veces me encuentro con el niño estrella. Va iluminadísimo, estrelladísimo. Su Dicha es tanta que su tristeza anula los males del mundo, y en un dejo de piedad los hombres dejan de combatir para que en una esquina de la vida el niño estrella no deje caer una lágrima más.


El niño estrella está roto en muchas partes, y cuando lo encuentres y sus manos estén frías y en una mirada de honestidad te sepas siendo realidad,  el niño estrella se estará mirando en el espejo, no sabiendose solo nunca más.

1 comentario:

  1. Escribir, pensar, filosofar, la literatura, la poesía y toda forma de trabajo intelectual definitivamente... "garpa". Siempre y en la medida de lo posible que continues buscando, investigando, conociendo, y, siempre con espíritu de curiosidad latente.
    Aguante "Catarseá que garpa" !

    ResponderEliminar